4Life Blog Ciencia, Éxito, Servicio

5 maneras de impulsar tu sistema inmunitario

5 maneras de impulsar tu sistema inmunitario

La vida cotidiana es muy ajetreada, ¿verdad? Algunas veces, es posible que sientas como si estuvieras corriendo en direcciones opuestas. Puede ser que incluso tu salud pase a ocupar un segundo plano de vez en cuando. No obstante, si siempre estás en movimiento y quieres seguir ese ritmo, necesitas cuidar tu cuerpo. Hemos recopilado algunas formas rápidas y eficientes de impulsar tu sistema inmunitario, ¡sin importar lo ocupado que estés!

1.) Toma un poco de sol:

La primavera ya casi llega, por lo que obtener tu dosis de vitamina D debería ser mucho más fácil. Los rayos ultravioleta provenientes del sol ayudan a que tu cuerpo produzca vitamina D, lo cual es crucial para tus células sanguíneas, huesos y el sistema inmunitario. Las investigaciones han demostrado que la vitamina D puede enviar señales al sistema inmunitario.1 Sal al aire libre y disfruta el sol. Ah, pero ¡no olvides el protector solar!

2.) Mantente activo:

Tu actividad física y tu sistema inmunitario están estrechamente relacionados. El ejercicio moderado también puede mejorar el flujo sanguíneo, lo cual ayuda a eliminar toxinas de tu cuerpo. Sal a caminar o a montar bicicleta.

3.) Equilibra tu dieta:

Tu dieta puede afectar tu sistema inmunitario para bien o para mal. Una buena nutrición es esencial para un sistema inmunitario fuerte. Abastécete de alimentos que estimulen tu sistema inmunitario2:

  • Ajo
  • Espinacas
  • Brócoli
  • Jengibre
  • Hongos
  • Yogurt
  • Almendras

4.) Duerme bien:

A medida que envejecemos valoramos aún más el dormir entre 7 y 9 horas cada noche. Los científicos han descubierto que el sueño puede impulsar a las células T, las cuales ayudan a estimular el sistema inmunitario.3

Sigue estos consejos para mejorar tu sueño:

  • Difunde aceites esenciales de lavanda.
  • No ingieras cafeína después de las 4 p.m.
  • Apaga todos los aparatos electrónicos dos horas antes de la hora de dormir.

5.) Mantén la calma:

El estrés puede suprimir tu sistema inmunitario. De hecho, el estrés crónico libera la hormona cortisol, la cual interrumpe la capacidad de las células T para recibir las señales de tu cuerpo. ¡Trata de reducir tu nivel diario de estrés haciendo meditación, respiraciones profundas o con un poco de yoga!

Tu sistema inmunitario te ayuda todos los días. ¿Por qué no dedicarle unos minutos al día para retribuir su ayuda?