4Life Blog Ciencia, Éxito, Servicio

Aprende Cómo Planificar tus Comidas

 Aprende Cómo Planificar tus Comidas

Tomar una decisión en cuanto a las comidas puede llegar a ser algo muy complicado. Ya sea que quieras mejorar tus hábitos alimenticios, ahorrar tiempo y dinero, perder peso o simplemente simplificar tu vida un poco, la planificación de las comidas puede ser la solución a estos problemas.

Planificar las comidas es la forma perfecta de iniciar tu trayecto hacia una versión más saludable de ti mismo. Cambiar tu estilo de vida por uno más saludable no debería ser muy complicado; la planificación de las comidas consiste en preparar comidas rápidas y saludables, para que así puedas tener más tiempo para dedicarte a lo que es más importante para ti.

La comida juega un papel importante en tu bienestar, y uno de los tantos beneficios de preparar tus comidas con anticipación es que no sólo empezarás a comer más saludable, sino que también verás un efecto positivo en tu estado de ánimo general, en tus niveles de energía, en la salud de tus intestinos, etc.

Aquí te damos algunos consejos para empezar bien.

Usa tus comidas favoritas

Aunque la planificación de las comidas te da la oportunidad de probar nuevas recetas, adherirte a las comidas que más te gustan puede ser un buen comienzo. El primer paso es agrupar tus recetas favoritas y añadir los ingredientes a tu lista de compras de la semana. Eso sí, no olvides que puedes ir modificando tu lista de acuerdo a las verduras y frutas de la temporada.

Invierte el tiempo necesario

La planificación de las comidas no sólo te ahorrará dinero, sino que a la larga también te ahorrará mucho tiempo. Empieza por definir cuáles serán tus productos básicos antes de ir al supermercado, entre estos alimentos puedes elegir el arroz, las patatas, el pollo, la carne, las cebollas, las verduras o la pasta. Una vez que hayas hecho esto, anota lo que necesitas en tu lista de compras y básate en eso solamente. Verás que, al seguir este paso, pasarás menos tiempo en el supermercado y tendrás más tiempo para cocinar y preparar tus comidas.

Tú puedes hacer que la planificación de las comidas deje de ser algo agobiante y se convierta en una experiencia agradable si encuentras lo que funciona mejor para ti. Define el plan de preparación que más se acople a tu rutina; algunas personas prefieren preparar la comida semanalmente, mientras que otras prefieren hacerlo cada 15 días o incluso cada mes. En realidad, esto solo depende de lo que tú prefieras.

Invierte en la compra de recipientes para la comida

Después de definir el tiempo que le vas a dedicar a la preparación de tus comidas, lo siguiente es encontrar los recipientes correctos para guardarla. Un error muy común es no comprar los recipientes adecuados. Es muy importante elegir los recipientes correctos porque estos pueden convertirse en tus mejores aliados en el proceso de aprender a preparar comidas, además, pueden ayudar a que tus alimentos se mantengan frescos por más tiempo.

Otro beneficio de contar con los recipientes adecuados es el control de las porciones. Por ejemplo, si el recipiente es demasiado grande, tus porciones también serán muy grandes. Una solución sencilla es comprar recipientes de diferentes tamaños.

 

Por último, sé paciente contigo mismo. Como cualquier otro hábito saludable, la preparación de comidas requiere práctica y tiempo. Pero si sigues tu plan, esto será de gran ayuda para que mejores tu dieta y tu estilo de vida.

¡Ahora sí, a empezar con el plan!