Blog de 4Life Ciencia, Éxito, Servicio, Satisfacción

Prácticas para la salud y el cuidado personal de la mujer

Prácticas para la salud y el cuidado personal de la mujer

En el mes de mayo celebramos la Semana Nacional de la Salud de la Mujer, la misma que ayuda a concientizar y alentar a las mujeres y niñas a que pongan su salud como una prioridad primordial. Las mujeres a veces se preocupan más por los miembros de su familia que por sí mismas. Las personas suelen pensar que el cuidado personal es sinónimo de egoísmo pero en realidad va más allá de una noche de spa o de recibir un masaje. Es verdad que es muy agradable tomar un baño caliente, tener un momento de relajación o hacerse un manicure de vez en cuando pero el cuidado personal tiene que ver más con el cuidado de tu bien más preciado… TÚ MISMA y eso incluye el aspecto físico, mental, espiritual e intelectual de tu vida.

El cuidado personal es un esfuerzo que se debe hacer a conciencia para hacerte responsable de tu propia salud, incluyendo tu bienestar físico y emocional. Mantenerte saludable conlleva varias cosas, como evitar el estrés innecesario, alimentarte saludablemente, mantener un estilo de vida activo y prestar atención a todas las diferentes áreas de tu salud.

A continuación te presentamos cinco maneras en las que las mujeres pueden cuidar de sí mismas:

1. Cuidado preventivo

¿Qué hacen las personas para mantenerse saludables? Uno de los secretos es no esperar a que aparezca la enfermedad para ir al doctor. La prevención es la mejor medicina y los chequeos regulares son imprescindibles. Los exámenes físicos anuales son cruciales, son una parte importante del cuidado preventivo y son vitales para nuestra salud en general. Si no sabes por dónde comenzar, el primer paso es encontrar un doctor de cabecera en quien confíes; pídeles consejo a tus amigas, busca opiniones de otros acerca de los doctores y consulta las opciones disponibles a través de tu seguro médico.

¿Sabías que 48% de las mujeres identifican a su obstetra/ginecólogo como su doctor de cabecera o incluso, ni siquiera tienen doctor de cabecera?1 Las mujeres necesitan tener un obstetra/ginecólogo y ADEMÁS un doctor de cabecera. A pesar de que tu obstetra/ginecólogo es un recurso muy valioso, podría tener algunas limitaciones. Los obstetras/ginecólogos han sido entrenados para manejar áreas específicas como la salud reproductiva, la salud de los senos y la salud pélvica pero tal vez no puedan conducir un examen físico completo.

Esta es una lista de profesionales del cuidado de la salud que deberías visitar una vez al año:

  • Doctor de cabecera
  • Ginecólogo
  • Dermatólogo
  • Dentista
  • Oftalmólogo

Sin importar la edad que tengas, toma tiempo necesario realizar tus revisiones anuales con tus doctores ya que esto podría tener un gran impacto positivo en tu salud general e incluso salvarte la vida.

2. Salud de los huesos

Los huesos ofrecen estructura, apoyo y protección a los órganos vitales de tu cuerpo. Desafortunadamente, a medida que envejeces tus huesos comienzan a debilitarse y empiezas a perder densidad ósea. Sin embargo, existen vitaminas y minerales que pueden ayudarte a fortalecer tus huesos. El Calcio y la vitamina D son dos nutrientes importantes y son clave para la salud de los huesos. El calcio es el componente fundamental del tejido óseo, mientras que la vitamina D ayuda al cuerpo a absorber y procesar el calcio.2

La mayor parte del calcio de tu cuerpo se almacena en tus dientes y tus huesos y si no obtienes la cantidad suficiente de este mineral mediante tu dieta, tu cuerpo comenzará a tomarlo de tus huesos.3

Para mantener tus huesos saludables:

  • Presta atención a lo que comes. Tu dieta afecta a tus huesos más de lo que te imaginas. De hecho, tu cuerpo no puede producir calcio por sí solo, por lo que la única forma de obtener calcio es a través de los alimentos ricos en calcio como los productos lácteos, los vegetales de hoja verde o las comidas fortificadas.
  • Disfruta un poco de sol. Una excelente forma de generar y mantener la masa ósea es hacer ejercicios con peso al menos por 30 minutos al día, 3 o 4 veces a la semana.4 Además, caminar o trotar al aire libre podría beneficiar no solo a tus huesos sino también a tu salud en general. A menudo se conoce a la vitamina D como la “vitamina de la luz solar” ya que se crea mediante la exposición directa de tu piel a la luz del sol cuando estás al aire libre.
  • Deja de fumar y evita tomar demasiado alcohol. Fumar y tomar alcohol van en detrimento de tu salud en general, incluyendo tus huesos. El fumar disminuye la habilidad de tu cuerpo de absorber el calcio, lo cual puede hacer que tus huesos tengan más tendencia a la osteoporosis y a las fracturas.5 El alcohol también puede resultar en huesos más débiles.6

3. Salud reproductiva

El desequilibrio hormonal es algo real. Las mujeres pasan por muchos cambios hormonales durante su vida y encontrar el equilibrio adecuado puede parecer muy difícil, pero hay muchas formas de respaldar y mantener la salud reproductiva, como por ejemplo, realizar auto exámenes de senos, programar visitas anuales con tu ginecólogo, comer saludablemente, hacer ejercicio regularmente y evitar el alcohol y el cigarrillo.

Una buena salud reproductiva abre la posibilidad de tener una vida sexual responsable, satisfactoria y segura, así como también la posibilidad de tener hijos. Una mujer se empodera cuando toma las riendas de su salud reproductiva, lo que significa ser proactiva y escuchar a su cuerpo. No ignores ni siguiera la más pequeña señal ya que tu cuerpo podría estar tratando alertarte de que algo está ocurriendo.

4. Salud de la piel

Si bien necesitas la vitamina D (la vitamina de la luz solar) también necesitas protegerte del sol. Una de las mejores cosas que puedes hacer por tu piel es usar bloqueador solar regularmente. El bloqueador solar protege tu piel absorbiendo y reflejando los rayos ultravioleta del sol. Ten esto en cuenta y usa medidas preventivas y prácticas solares seguras todo el año como por ejemplo, limitar tu exposición al sol. La vitamina D se produce rápidamente bajo el sol y la mayoría de personas no necesitan más de 10 a 30 minutos para obtener su dosis diaria de luz solar.7

Recuerda: ¡la piel saludable comienza desde adentro! Puedes comenzar con una dieta saludable, incrementar el número de antioxidantes que consumes, beber más agua y dormir lo suficiente. Otra manera de mejorar tu piel es dándole cuidados delicados: evita ducharte por mucho tiempo o en agua muy caliente, elige limpiadores suaves y usa un humectante efectivo.

5. Salud mental

Probablemente buscas ayuda médica al sentir malestares físicos, pero muchos de nosotros pasamos por alto la salud mental. Tu salud mental juega un rol muy importante en tu vida; esta no solo determina la manera en que controlas el estrés, sino que también afecta la manera en que piensas, cómo te sientes y la forma en que actúas.

Toda persona se enfrenta al estrés a diario pero esto no debería interferir con tu capacidad para vivir una vida feliz y saludable. Mantenerte en contacto con amigos y familiares, apartar tiempo para ti misma, mantenerte activa y dormir lo suficiente son cosas clave para fortalecer tu salud mental. Además trata de incluir algo de yoga o meditación en tu día ya que varios estudios han demostrado los beneficios que se derivan del ejercicio, el yoga y la meditación.8

Si sientes que todas esta prácticas no son suficientes y no te ayudan, no te desanimes porque no eres la única. El problema de salud mental más común en las mujeres es la depresión, no hay por qué sentirte intimidada al pedir ayuda o buscar terapia o por hablar con un profesional de la salud. Asegúrate de obtener la ayuda y el respaldo que necesitas; buscar ayuda puede hacerte sentir liberada y puede ser el primer paso para convertirte en una mejor versión de ti misma.

1. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29999273/ 2. https://www.webmd.com/healthy-aging/features/bone-strength#1 3. https://www.healthline.com/health/8-fast-facts-about-calcium#calciumrich-foods 4. https://www.sportsmed.org//aossmimis/STOP/Downloads/SportsTips/ExerciseBoneHealth.pd